Ya están aquí

Imagen original de https://delic.deviantart.com

«Aún dudo que mi corazón pueda seguir latiendo cuando repunte el alba. Si estas resultaran ser mis últimas palabras, que al menos sirvan para advertir a los incautos que no deben interceder en los propósitos de fuerzas que no logramos comprender.

Nos creemos poseedores de todo lo que nos rodea, cuando lo cierto es que somos nosotros la posesión de aquellos que nos contemplan. 
Sí, creo que sí… Vienen a por mí. Los oigo detrás de las paredes, bajo el suelo…

Me llaman, pero yo no quiero ir. No quiero ir. El mundo que me ofrecen no es propio para los vivos. No quiero. Ni siquiera es propio para los muertos. No pienso ir. No voy a hacerlo.

Desde siempre, el arma más poderosa de la historia de la creación ha sido la palabra. Las palabras levantaron imperios y los destruyeron; sembraron campos de nuevas ideas y los desolaron; abrieron puertas y las cerraron. Esta noche, yo he conseguido abrir una puerta mediante una palabra…, pero no he sido capaz de volver a cerrarla.

¡Huid! Huid de las palabras prohibidas, pues si fueron apartadas de los hombres no fue en absoluto por capricho, sino por necesidad.

Sí, están aquí. Ya vien»

—Carta encontrada en el estudio del profesor de historia antigua Augustus Schaptz, desaparecido en extrañas circunstancias el 15 de marzo de 1958.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s