Qué tiempos, aquellos

Imagen original de https://jonasdero.deviantart.com

Qué tiempos aquellos de las Eras Oscuras. Tiempos donde los temores colmaban el aire de fragancias propias de muerte y decadencia; donde los campos se regaban con la sangre de los mártires y los cerdos se cebaban con las entrañas de los pecadores; donde los huesos relucientes levantaban extraordinarias representaciones artísticas; donde las palabras de los profetas eran escuchadas y los hombres aún temían a los Dioses Verdaderos, más que al propio hombre.

En cambio, ahora; ahora los ateos levantan sus mentones hacia el cielo, orgullosos, invulnerables, ingenuos. Escupen plétoras de arrogancia sobre los lomos marchitos de los que aún creen en la insignificancia del hombre. Se jactan con la creencia de que tras el fin de sus días llegará el descanso de la inexistencia, cuando lo cierto es que serán los primeros en servir de amalgama para los sillares de los impenetrables muros de los reinos de Yghaygha, y sus huesos servirán de ornamentos para los doce tronos del Rey.

Qué tiempos aquellos de las Eras Oscuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s